Month

marzo 2015

La miró a los ojos y le confesó su secreto: no muero por los besos que no fueron porque sé que todavía hay muchos que serán.

El mundo nace de su boca.

Cómo no sentirme capaz de todo si utiliza su sonrisa como arma blanca de libertad…

Y cuando no la estoy besando es porque tengo su nombre en los labios…

Por mucho que te duela el corazón, una sonrisa puesta a tiempo cura males.

No quiero estar por encima ni por debajo de nadie: los abrazos se dan entre iguales.