Month

febrero 2015

El beso que no he podido olvidar es el que no me diste.

Era una mujer infinita. De esas que saben besarte una vez para el resto de tu vida.

Si te imagino más guapa, te sueño…

Ella no se sentía especial. Y, sin embargo, hasta la poesía le tenía envidia.

He sentido dos tipos de amores: unos, en los que mil mariposas me hicieron sentir cosquillas en el estómago; otros, en los que ella me acariciaba con sus alas el corazón. Y ahora… amor, cómo les explico yo a los incrédulos que las mariposas pueden vivir eternamente y que los ángeles existen…Dime, ¿cómo te explico al resto?