Month

septiembre 2014

Eres mucho más bonita de como te ves tú y puede que menos de como te veo yo…

A veces, me tumbo en la noche y me doy cuenta de que mi cuerpo está hecho a medida para albergar otro cuerpo entre mis brazos. Entonces cierro los ojos y deseo fuerte que seas tú…

¿A cuántas personas he de tocar con mis alas hasta que la encuentre a ella?

“No quiero otro final”, me dijo. Y así empezó todo…

Ella le dijo que todavía arrastraba pasado en sus venas, que tenía miedo de llegar mal o tarde, de perderla.

- Entonces huiré- le contestó. No me busques hasta que las ganas de saber qué podríamos ser si nos diésemos una oportunidad sean más grandes que tus dudas.

- ¿Cuánto tiempo tengo? – le preguntó.

- Hasta que me encuentres o te olvide.

¿Para qué tatuarme la piel si ya tengo tatuada el alma?

Ella son los labios que me faltan para sonreír